José Ramón Amondarain

ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR Del 3 de Noviembre al 12 de Diciembre de 2016

Nota de prensa y C.V.
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala inferior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala inferior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala inferior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala inferior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala inferior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala inferior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala inferior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala inferior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala superior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala superior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala superior
ANDY WARHOL / HOLD ANY WAR. Vista sala superior

 Esa “aura” cuya fuga, a causa de la “reproductibilidad técnica", Walter Benjamin deploraba, no se ha desvanecido, como él temía, sino personalizado. Ya no idolatramos las obras sino a los artistas. El mundo simbólico también tiene horror al vacío: cuando su obra se cierra sobre sí misma como una ostra, el artista se convierte en un jeroglífico ambulante, depositario de los grandes secretos de la vida, nunca desvelados con claridad. (Régis Debray).


Baudrillard, en su libro “Contraseñas”, nos cuenta que le gusta imaginar un mundo que sólo sea una coincidencia. Un mundo que lejos del azar, se guíe por el destino. Todopoderoso, despiadado, y a pesar de la voluntad del sujeto, todo se orienta en el sentido de lo que está dispuesto. Muchas cosas dependen más de la necesidad que del carácter propio del individuo. Como en las tragedias: uno es más actuado de lo que, en realidad, actúa por sí mismo. En Romeo y Julieta, Shakespeare a través de Julieta se pregunta: “What’s in a name?”, James Joyce insiste: “¿Qué hay en un nombre? Eso es lo que nos preguntamos en la niñez cuando escribimos el nombre que nos han dicho es el nuestro”. 

El “nombre”, la primera inscripción simbólica y un vocablo más antiguo que “palabra”, es también llamar a la vida. Es el armazón, el cimiento de su estructura identitaria. La familia ofrece al niño un espacio, una estructura significante que opera como preforma. A veces el nombre propio nos está destinado incluso antes del embarazo y siempre nos sobrevive aún después de nuestra desaparición. El nombre resiste al olvido y dispone de una frecuencia que sintoniza con ciertos receptores. Inconscientemente nos sentimos atraídos por nombres que reflejan lo que somos. Pueden ser sólo similitudes léxicas o fonéticas. Según Alejandro Jodorowsky, “tanto el nombre como los apellidos encierran programas mentales que son como semillas: de ellos pueden surgir árboles frutales o plantas venenosas”. 

Desde que se otorga un nombre, desde que se hace esa donación, se marca una distancia entre la procreación biológica y la filiación. La familia genera una estructura significante que opera como preforma... Llamar a alguien aún durmiente o sonámbulo por su nombre, dice Freud, es el mejor recurso para despertarlo. Presente en sus distintas formas como apodo, seudónimo, mote, alias, sobrenombre, heterónimo, nombre falso, etc.… el nombre circula en multitud de espacio-tiempos e innumerables dimensiones. Podríamos decir que nuestro nombre nos tiene atrapados. Donde lo fantástico no se opone a lo real, el artista se presenta en convivencia entre su nombre y los diferentes cortes e irrupciones; un magma multívoco. Por más influencia que ejerzamos sobre nuestra vida anímica es imposible establecer un pensar sin representaciones(Freud):todo es representación. 

Los buenos creadores de anagramas siempre han sido onománticos. Han buscado en los nombres mensajes secretos que ayuden a comprender las personalidades de sus portadores. También los Cabalistas fueron muy conocidos por haber aplicado anagramas a nombres propios. La práctica de adivinar el nombre se integró con la numerología, usada por Pitágoras también con fines adivinatorios. Los pitagóricos revelaron que la mente, las acciones y los logros de los hombres podrían cumplir con sus nombres, su genio y su destino: hacían temblar-lo que está escrito- 

Para los surrealistas el anagrama fue reconocido como una proposición alternativa a la escritura automática, por su aptitud de liberar el yo del control de la razón. Sin embargo, yo quiero insistir en esta fragmentación multiforme de la identidad en relación a la creciente importancia de los sentidos y de lo sensible. 

Por otro lado, el juego de las apariencias, la teatralidad que induce, no es en absoluto individualista sino que tiende, por el contrario, a favorecer la absorción de un amplio cuerpo colectivo. Estar en sintonía, vibrar con el “Otro” bajo sus diversas formas. Emitir un tono más que un mensaje. Dilatar sus potencialidades, haciendo del anagrama una especie de melodía que encerrada en sí misma provoca una eterna digestión en torno al reflejo. 

Los alquimistas medievales, ya se preguntaban por el glatinum mundi, el “pegamento del mundo”, una fuerza impersonal, un flujo vital del que cada uno y cada cosa participa en una misteriosa correspondencia atractiva. Por su parte, Rupert Sheldrake nos dice que existe un campo morfogenético que nos permitiría entender cómo los organismos vivos, los cristales y hasta las moléculas, adoptan su forma y su comportamiento. “Cada especie animal, vegetal o mineral posee una memoria colectiva a la que contribuyen todos los miembros de la especie y a la cual conforman”. La resonancia mórfica, el principio de memoria colectiva, también se puede aplicar al estudio del árbol genealógico. De manera que cada familia dispone de su propia historia, a la que todos sus miembros están conectados y tienen acceso.  

Un anagrama surge de una transposición. Por insospechado que sea, el resultado de la operación anagramática es algo propio, nada impostado ni fantaseado. Estar atento a la propensión de las cosas, al destino, todo eso nos obliga a considerar al individuo en su carácter global, en su contexto. No las rige únicamente la razón, como fue en el caso de la modernidad, sino que las mueven igualmente, los sentidos, los afectos, dimensiones no racionales de lo dado al mundo. Sentir el orden interior que las mueve.  

El anagrama pone en primer plano la materialidad del lenguaje y reconstruye las nociones convencionales de la significación y representación. El significante impone sus leyes sobre el significado, estableciendo que la letra es la estructura localizada del significante... Lacan utilizaba como ejemplo los ideogramas chinos, que serían como nuestras palabras. Disponen de varias acepciones y aunque sus posibilidades de sentido son limitadas, esta capacidad se multiplica al articular variaciones y permutaciones, dando lugar a un sentido que se propone como modificación de su empleo ya aceptado, como la salivación, se reordena en su flujo. Lo que resulta nuevo no son los elementos, sino el orden en que se los coloca (Pascal). Todo lenguaje es combinación. 

Permutar, transferir, desplazar o intercambiar. Parece que el arte resultara de una operación de trasvase: de la paleta al lienzo, de la cera al bronce o del archivo al plóter… El arte siempre se encuentra en el movimiento, dando cuenta de las obras que existieron, de las que existen y de las que existirán.


FRANCIS BACON/CABINA PARA SCAN. Nos acerca a los característicos espacios, cabinas o paralelepípedos con los que en ocasiones Bacon hace hincapié en el aislamiento, en lo estructural o determinan el campo operacional. El término, SCAN, nos ayuda a reconocer dichos espacios como lugares examinados y verificados.

NAN GOLDIN/ON GIN LAND/NO LANDING. Con una biografía tortuosa, su vida quedó definitivamente marcada por el suicidio de su hermana Bárbara cuando contaba tan sólo con 11 años. En adelante, y con sus padres separados, los años tempranos fueron sucediendo de casa en casa, de familia en familia. Desde entonces la heroína y la cocaína fueron transitando por su vida desde los 19 años.  

AD REINHARDT/TRAINED HARD/AN TRIED HARD/HARD AND RITE. Pintor de férrea disciplina, no nos ha de extrañar la insistencia en el adjetivo hard. En 1957 publica -Doce reglas para una Nueva Academia-, donde dejaba extremadamente restringido el campo de la pintura en favor de la pureza: “More is less (…) Less is more”. 

WADE GUYTON/NEW GOUT DAY/WAY END GOUT. Gota a gota, la impresora de Guyton ronronea: “Las pinturas son demasiado duras, las máquinas tienen menos problemas. Me gustaría ser una máquina” (Warhol). 

SIGMAR POLKE /PS:ARME LOGIK (PD:pobre logica)/GAR SIMPEL OK (sólo simplemente ok). Basta recordar su exposición –Soluciones-, en 1967, donde ironiza con el arte conceptual pintando operaciones matemáticas con resultados que no correspondían a dichos ejercicios.  

SAM TAYLOR-WOOD/WOOS MORTAL DAY. Poco después de que naciera su hija en 1997, le diagnosticaron un cáncer de colon. Tras vencerlo, en 1999, le diagnosticaron un cáncer de pecho.  

PIERO MANZONI/IO PROMINENCIA. Manzoni sabía que para simbolizar más, debía personalizar y protagonizar más. Así nos dejó su “Merda d´artista”. “Lo que cuenta no es lo que el artista hace, sino lo que es” (Christian Zervos). 

PABLO RUIZ PICASSO/SUPLICA PAZ SI ROBO.”Los grandes artistas copian, los genios roban".  

ANSELM KIEFER/FIREMAN SLEEK. Kiefer se nos presenta como un bombero pulcro, lustroso e incluso elegante. Quizás porque hoy nos resulta difícil pensar que el arte implique tanta interioridad, memoria, narrativa y tiempo. 

DALÍ/LORD SALIVADA. Cuando besa el lóbulo de la oreja de Gala, Dalí afirma sentir a Picasso en su saliva, viviente en el extremo de la lengua. Lord en inglés antiguo, hlaf-weard; traducido como loaf-guardian, guardián del pan, nos evoca las dos cestas con pan que Dalí pintó a lo largo de su vida. El pintor dijo que, tras leer a Foucault, advirtió un sentido esotérico en la cesta.Las dos naturalezas muertas que en el momento en que las pintaba , no tenían ninguna trascendencia, pasaron a ser según Dalí, lo más surrealista que hizo. 

MONA HATOUM/MAMA TU NO. En 1988 comenzó a realizar trabajos en video. Como en “Measures of Distance”, donde trata temas de relaciones materno-filiales. “Mamá tú no”, nos conduciría al proceso de separación-individuación que todo ser humano vive respecto a la figura materna. 

WILLEM DE KOONING/KNEW OIL MODELING/MODELING LIKE NOW/WOKE IN MODELLING. De Kooning, como Vermeer, pintor neerlandés parece experimentar la visión de un modo Táctil. Invitándonos a discernir con nuestros ojos tal y como si estuviésemos tocando con las manos. Contaba con más de 60 años cuando comenzó a trabajar esculturas caracterizadas por modelar formas táctiles. 

ALBERTO GIACOMETTI/ALBERGO MI TACTO E TI. La materia queda en manos de la desorientación producida entre el tacto y la visión. Su incesante temblor y el constante intento de adaptación entre lo visible y lo invisible hace que su trabajo lo defina una continua correspondencia entre lo que ve y lo que toca con sus dedos. 

 José Ramón Amondarain
© Copyright 2009-2017 TRINTA |  Aviso legal |  Política de cookies |  Favoritos |  Inicio

En www.trinta.net utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio y obtener datos estadísticos de forma anónima. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o modificar la configuración haciendo clic en política de cookies.