Din Matamoro

En el aire Del 29 de septiembre al 3 de Noviembre de 2016

Nota de prensa y C.V.
En el aire. Vista sala superior
En el aire. Vista sala superior
En el aire. Vista sala superior
En el aire. Vista sala superior
En el aire. Vista sala inferior
En el aire. Vista sala inferior
En el aire. Vista sala inferior
En el aire. Vista sala inferior
En el aire. Vista sala inferior
En el aire. Vista sala inferior
Conejo Blanco. Fotografía digital. 46x45 cms. 2015
Conejo Blanco. Fotografía digital. 46x45 cms. 2015
Gallina 3. Fotografía digital. 28x35,5 cms. 2016
Gallina 3. Fotografía digital. 28x35,5 cms. 2016
S./T. Fotografía digital. 30x35 cms. 2016
S./T. Fotografía digital. 30x35 cms. 2016
Mirlo pera. Fotografía digital.70x77 cms. 2016
Mirlo pera. Fotografía digital.70x77 cms. 2016
Mosca.Fotografía digital. 31x38 cms. 2016
Mosca.Fotografía digital. 31x38 cms. 2016
Petirrojo. Fotografía digital. 31x36 cms. 2016
Petirrojo. Fotografía digital. 31x36 cms. 2016

  PINTURA 


Trabajo con el aire que recorre la pintura, flujo de vida que da aliento al cuadro. Esta obra pictórica necesita ser contemplada y completada por el espectador. Predominan la luz y el color transparente, envueltos por los diferentes blancos que nunca lo han sido. Los fríos y cálidos, esos que conocen todos los pintores. La obra tiene la energía que existe detrás de la piel de la pintura. Solamente aire, materia y color; un brasero que da aliento y latido, sin pincelada, ni gesto, caligrafía o representación, sólo veladuras y capas que se depositan en el interior. Así surgirá o desaparecerá la energía representada a través del color y la materia. 

El que contempla entenderá, el cerebro pensará, relacionará y lentamente descubrirá colores que existen, otros que no, y esa mirada traspasará la obra.

Afrontar la pintura de este modo, sin la prisa del tiempo que nos ha tocado vivir, será una manera de luchar con la mirada incompleta de nuestra época. 

DIBUJO 

Si nos paramos a lo largo de nuestra vida a contemplar lo que nos rodea, lo que se mueve y lo que no, los cambios de las estaciones, las actuaciones del viento y la luz, el cerebro aprenderá y nos devolverá antes o después una caligrafía, una línea, un perfil, un gesto, una imagen vivida, a cada uno de nosotros nos entregará un premio diferente. 

Este descubrimiento, o última manera de afrontar el dibujo, comenzó un día fuera del taller, en la vida cotidiana, descubriendo, cogiendo al vuelo dibujos de la mente. 

Mis dibujos naturales.
© Copyright 2009-2017 TRINTA |  Aviso legal |  Política de cookies |  Favoritos |  Inicio

En www.trinta.net utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio y obtener datos estadísticos de forma anónima. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o modificar la configuración haciendo clic en política de cookies.